viernes, 29 de octubre de 2010

pégame

me acabo de lavar las manos y la cara. estoy limpio por fuera, a primera vista. he cometido tantas faltas y soy tan malo que merezco tus golpes. pongo a tu entera disposición mis dos mejillas para que me des muchas cachetadas presidenciales. dejo frente a ti mi nariz redonda para que le asestes el mejor puñete boxístico que puedas. tu mano frágil, suave, linda y delicada la quiero sobre mi cara, de la manera que sea, ponla sobre mi cabeza con violencia. yo no me defenderé, me dejaré pegar, disfrutaré sintiendo el dolor que me inflinja cada golpe que me propines. pégame.

1 comentario:

carlos lavida dijo...

Te voy a dar lo que pides,,, y al ritmo de ¨mesa que mas aplauda , ya tu zass! zass! zass!¨