jueves, 24 de enero de 2008

camioncito

Yo tenia un camioncito. Me acuerdo de mi camioncito rojo, con sus llantitas negras y el chasis blanco. Jugaba con él por toda la casa. Era de un material de plástico duro. Ahora que me acuerdo bien, creo que eran dos camioncitos, del mismo color, pero uno era más grande que el otro. Pero jugaba con uno a la vez. O sino, se lo prestaba a mi primo que vivía conmigo. Creo que eso hacía. No me pidan exactitud en los hechos, si me estoy acordando del año ochenta y uno más o menos. Paseaba mi camioncito por el piso, por las paredes y las ventanas. El camioncito tenía como una tolva blanca que siempre estaba vacía. Era bonito el camioncito. Dónde estará ahora. Recuerdo que yo estaba jugando mirando a través de la ventana y paseaba el camioncito por la base del marco de la ventana, cuando escuché la voz de mi mamá que me dijo que se iba a Todos a comprar con mi tía. Yo tengo la imagen clara de verme deslizando el camioncito alrededor de la ventana y apoyarlo sobre el cemento haciendo rodar sus llantitas negras, mientras le decía a mi mamá que me comprara algún juguete nuevo, que no sé si es que me lo llegó a comprar o no. Creo que para asegurarme de ese dato, la voy a llamar a preguntarle.

4 comentarios:

busy bossy dijo...

confirma y pones un UPDATE básico

cómo te explico que...

El Chepis dijo...

Oe, qué maleado el flashback a la chiquititud!

Esos me suceden por lo general cuando estoy concentradísimo en alguna cosa de suma importancia.

Confirma con tu mamá, no vaya a ser que estás alucinando y de verdad estás loco.

Miguel dijo...

Eso pasa por leer tantos blogs (yo también tuve un camioncito, pero era pequeño peuqeño)

Kinky Devil dijo...

el chepis staba vivo pes...mira tu!!

yo tambien wa yamar a mi mama ya?? buuu mi maaaaaaaa....amaaaaa!...mamiiiiiiii