miércoles, 5 de marzo de 2008

el botón y la papada

Las relaciones pacíficas entre el botón y la papada han terminado. Se ha iniciado una etapa de beligerancia. Cada uno de los dos ha adoptado una posición intransigente. La papada se ha impuesto y no quiere acudir a las conversaciones. El botón se ha cerrado y no quiere tratar el tema de manera cordial. Pero la verdad es que el botón no se ha cerrado. El conflicto se ha generado justamente porque el botón no se puede cerrar más y la papada ha ocupado los territorios que dominaba el botón. Entonces, con justa razón, el botón siente que no han respetado la línea limítrofe con esta intromisión geográfica en la zona del cuello. Pero si el cuello crece y la papada invade terrenos ajenos, se debe llegar a un acuerdo, para no interferir en la soberanía del botón. Por lo pronto, el botón ha cedido la iniciativa y permanece en estado de alerta. En último caso, habrá que recurrir a la diplomacia. Veremos.

2 comentarios:

Boomerangcita dijo...

Diablos

Languidstillness dijo...

en todo caso habrá que abrir el botón o ir al gimnasio o hacer dieta