lunes, 20 de octubre de 2008

car-ass

uno no puede vivir en la vida con una cara de foto... con esa expresión fingida e irreal en la cara que no tiene nada de cotidiana... y tampoco uno puede vivir con cara de poto porque no vamos a estar enseñándole el poto a todo el mundo por las calles...

ahora la cara de foto es absolutamente voluntaria e intencional, cuando alguien se te acerca para fotografiarte, diciendo esa palabra mágica ("foto") que envía de inmediato una orden a tu cerebro que dice "tengo que posar" y empieza el fingimiento, el rostro alegre o serio, la cara de foto construída exclusivamente para ese momento con el sano e inocuo propósito de "salir bien"...

bueno, pero entiendo que la cara de poto surge de manera más espontánea y no aparece a propósito. quizás porque algún evento o circunstancia la ocasiona y una vez que estás "encaradepotado" no lo puedes disimular, es cuando alguien te pregunta "¿por qué esa cara?" y claro, es una pregunta tan linda esa, que no te la hacen necesariamente cuando pones "cara de foto", ¿no es verdad?. nunca he querido responder a esas preguntas respecto a la cara de uno, prefiero preguntar respuestas sobre caras ajenas.

y sin embargo, las caras de foto y de poto se pueden confundir o se pueden combinar, en una suerte de mezcla de intencionalidad y casualidad, lo que puede ser registrado en una fotografía, la cual va a mostrar no sólo la cara de poto en un lugar donde solo debería aparecer una cara de foto sino una verdadera combinación entre ese trasero facial y la sonrisa o el ángulo más producidos y posados para la gran foto.

vean bien las PHOTOS...

1 comentario:

peregrino dijo...

Yo pongo cara de culo.

Nos leemos.