lunes, 20 de octubre de 2008

humanidad al arco

errar es humano, perdonar es divino. ese es un dicho muy conocido. pero hay errores perdonables y no perdonables, según la divinidad. hay personajes que gozan de una humanidad relativa, dependiendo del cargo que desempeñan. vayámos al ejemplo concreto que motiva este post: el arquero de Alianza, Forsyth. él dice muy alegre que errar es humano. por lo tanto, de la interpretación de sus palabras debemos concluir en que sus errores en los goles recibidos el fin de semana tienen justificación en su humanidad, en su carácter de humano. yo pienso que dentro de un equipo de fútbol el arquero es el que menos humano de todos los jugadores tiene que ser. su humanidad debe quedar suspendida mientras se encuentre en el arco. porque el perdón a sus errores no va a existir, ya que el hincha de fútbol no es un personaje divino. sinceramente, espero que no sea tan humano en los próximos partidos, o en todo caso, que repose con toda su divina humanidad en la banca de suplentes.

1 comentario:

peregrino dijo...

Jajaja que tal valoración de las personas.

Nos leemos.