lunes, 9 de marzo de 2009

asi como quien no quiere la cosa

asi como quien no quiere la cosa, voy a llamar. y seguramente causaré una sorpresa. entonces, me van a decir que no vuelva a llamar, porque me llamarán. pero si yo llamo, es porque quiero la cosa. claro está que llamo como quien no quiere la cosa, pero yo no soy quien no quiere la cosa. es mi objeto de deseo. digo, la cosa. y la quiero, a morir. no soy como tú o como otros que ya le han dicho no te quiero. porque qué puede significar ese disimulo y esa intención de no demostrar el cariño por la cosa. o en todo caso, en el caso de la cosa, para ser estrictos, no se trata únicamente de quererla sino de buscar conseguirla. la cosa está ahí, en la naturaleza, como siempre. y es simple, es la cosa, no hay que darle muchas vueltas. les pido, mientras leen, que se cuestionen un poquito y pregunten quién no quiere la cosa. llamo, nuevamente, así como quien no quiere la cosa. ya no contestan. saben bien que estoy interesado. pero como ven, no me gusta actuar como quien no quiere la cosa, si finalmente sí la quiero. como diría Elvis Crespo: es la cosa.

2 comentarios:

Oriana P. S. dijo...

jajaja... genial!

y te lo escribo como la cosa que no se quiere...

Nadia dijo...

oshe jotapé la cosa es que llames a la que tiene la cosa, mas no a la cosa en sí porque la que tiene la cosa te va dar la cosa como quien no quiera la cosa jaaaaaaa q talco?