lunes, 21 de mayo de 2007

¿a chorrillos?


yo te tomo y te digo una cosa especifica, un destino concreto, pero tu decides cambiarlo...

este no es el camino que yo conozco... ¿a dónde crees que vas?

no me asuste usted, oe broder no me asustes... que todos tenemos derecho a sentir miedo...

un miedo que se extiende y se intensifica gracias a las noticias de la tele, a las realidades que se presentan en nuestra vida dentro de la ciudad de Lima.

es un peligro

y de hecho, una palta jodidisima.

nunca antes, en Lima y de noche me senti tan perdido, tan angustiado, tan pendiente... y la preocupacion no era individual, era para los dos. no solo preocuparme por mi sino tambien por ti.

y claro, como casi siempre, mantuve la calma, estuve pendiente y vigilante, mirando constantemente a mi alrededor.

le pregunte al taxista: ¿dónde está Metro?... porque eso fue lo que él me dijo cuando iba a tomar una ruta diferente para llegar más rápido al destino pactado: "vamos a ir por Metro".

"no voy por esta avenida porque hay muchos semáforos"... yo pensé y casi estuve seguro al oir eso de que no sólo era por los semáforos... había mucha luz, mucha gente, un lugar transitado y conocido por todos y eso no era la voz.

empezaron las curvas y las pocas luces... yo comia chifles y tomaba coca cola, pero en momentos como ese, al menos yo, al parecer, perdi el sentido del gusto. no me sabía a nada. la coca cola que tanto me gusta era solamente un liquido que pasó por mi boca sin dejar huellas.

al parecer, todas las capacidades de mi cerebro estaban enfocadas en mi sentido de la vista... y trataba de mirar a cuatro lados a la vez.... veía por la ventana de mi lado hacia afuera, veía la cara del taxista a traves del espejo retrovisor, veía los movimientos de sus manos... y la veia a ella, apenas podia...

"por aqui va a voltear a la derecha, no?" le pregunté, pensando que en cualquier momento el taxista me iba a decir: "NO!! vamos a ir a otro lado" para que el pánico se iniciara sin freno.

su titubeo constante, su manera de conducir, los sonidos achacosos del auto, le daban un clima tenebroso y dramático al viaje en ese taxi. Pero sí volteó a la derecha y regresó a avenidas y calles que ya eran conocidas por mi.

antes, hacía unos minutos, me sentía como un completo extranjero perdido en la nocturnidad de una zona de Lima que nunca había visto. Y si el peligro que parecía rondar por la ruta del taxista se consumaba, pues no me iba a quedar otra cosa que sentirme como un niño indefenso y asustado con el posible daño que le iban a inflingir.

señores, yo no me iba a Chorrillos, sino a Barranco. Pero conoci una parte de ese distrito, de una manera involuntaria y a una hora muy poco agradable. Y el miedo, la preocupacion, muchas sensaciones negativas se apoderaron de mi.

pero no pasó nada, no nos hicieron absolutamente nada. Y quizás, con suerte, no nos vuelva a pasar algo así. Sin embargo, el hecho de que no te pase nada, pero de que sientas que te pudo haber pasado, el haber estado tan cerca del peligro, de la fatalidad, de la mala suerte, ya deja alguna secuela, aunque pequeña y efímera, de que la seguridad y tranquilidad, aunque cuesten más, debemos asumirlas como indispensables.

"Ahi tiene sus seis soles, señor taxista... Gracias y hasta nunca".

3 comentarios:

carmendelly dijo...

jajaja pero de donde venias??? no entiendo que hacias en chorrillos si t ibas a barranco bine monse eres ah! y ademas que eres asi todo grandazo no te hacian nada oe d un patadon te los bajabas!!

Jimena dijo...

Es jodido pero cierto, ahora uno desconfía hasta del taxista mas honrado, yo también me noiqueo y pienso que en cualquier momento me van a secuestrar o robar o violar y me quedo mirando al taxista por el espejo retrovisor, agarrada de la puerta lista para saltar cuado la situación se ponga fea, a veces es tanto el miedo que yo misma me creo que me empiezo a marear y a perder el aire.

María Laura dijo...

si supieras mi queridisimos NSL.

ALUCINAAA QUEEEEEEEE hace un año mao meno, safaba con mi chato del tizonzon y chapamos un carro en la puerta del taison.
puta madre oeeeeeee nos llevo por surco viejo, y la mierda, NOS ROBARON. jodido. era para mas de hecho, era para q nos saquen la mierda asi mismo post ficticio de pegandole a la tisona, pero no, nada, no se como no nos hicieron ni mierda y mi chato y yo regresamos corriendo hechos unos huevones de esa zona oscurisima entre chorrillos, barranco y surco, al tison, cagandonos y orinandonos de miedo. HORRIBLE OYE.

puta si. y ahora estoy traumaday pago mis 25 lucas de barranco a mayorazgo,AU MIERDA, pero caballero pes =(

es una mierda q te pase esa huevada