lunes, 12 de noviembre de 2007

vanesa

vanesa era una chica buena y bonita. estaba en cuarto de secundaria. a muchos chicos del 4º “B” les gustaba vanesa. la trataban de manera especial, con mayores atenciones que a otras chicas. un día vanesa se sintió mal y tres chicos la llevaron a la enfermería, que quedaba algo lejos del salón. dos chicos cargaban a vanesa de cada brazo y el tercero, cargaba las piernas de vanesa, quien sin querer y dándose cuenta que vanesa no se percataba, se encontró con las manos sobre las pantorrillas de vanesa, justo donde terminaban sus medias plomas. se ruborizó y prefirió no mirar mucho. los otros dos chicos no se habían dado cuenta de nada. llegaron a la enfermería y pusieron a vanesa sobre una camilla. vanesa estaba agradecida con los tres, cuando el doctor la vió, dijo que no era nada grave. le dio una pastilla y le dijo que debía reposar unos minutos. en ese momento, el doctor tuvo que salir de la enfermería y cuando les dijo que regresen a su salón los tres compañeros de vanesa le dijeron que preferían quedarse con ella a cuidarla hasta que se recupere y pudieran regresar los cuatro al salón. los tres chicos estaban sentados frente a la camilla y vanesa yacía echada algo adormecida. ellos contemplaban a la chica más bonita del salón sobre la camilla, boca arriba, reposando. se miraban, pero no decían nada. los minutos allí adentro parecían largos e interminables. de pronto, el chico que había cargado a vanesa por las piernas se puso de pie y se acercó a ella. notó que estaba dormida. volvió a poner su mano sobre la pierna de vanesa, subió un poco la mano hasta tocar la rodilla. los otros dos chicos miraban la escena, entre asustados y emocionados. cuando terminó de tocar la rodilla, se topó con la falda ploma. pensó en levantarla levemente, pero no estaba seguro. le temblaban las manos, estaba sudando. uno de los dos chicos que estaban sentados se paró y se acercó a la puerta. nadie venía. entonces el chico prosiguió. con la punta de los dedos índice y pulgar cogió el borde de la falda y empezó a levantarla. los otros dos chicos se acercaron a mirar. fue levantando poco a poco hasta que los tres chicos pudieron ver el calzón blanco de vanesa. sonrieron muy nerviosos y temieron que vanesa se despertara.

cuando los tres ya estaban sentados nuevamente en las sillas, vieron que vanesa se despertó y se levantó, sentándose sobre la camilla. ella los miró a los tres y les preguntó: “chicos, ¿qué pasó?”.

5 comentarios:

Luis Enrique Hilario Esteban dijo...

haber man, hace cuantos años sucedió, entre los 3 chikos no estuvo ud. o se lo redactó lo ke comentaron esos 3 chikos, mejor de vivirlo no cree.

Boomerangcita dijo...

:O


Vanesa se parece a la chica d tu sidebar??


Cuenta que pasó después :S

Mu dijo...

el fetiche del calzón blanco.

El Desaparecido dijo...

¿Chicos, qué pasó... que no hicieron nada más?!?!?! Seguro tú eras el que chekeaba la puerta: El más arrecho pero el más maricón, jajaja.

busy bossy dijo...

es que en falda se te ve tooooooooooo