lunes, 23 de febrero de 2009

el pie está ahi


el pie está ahi, así.
ni bien te levantas, te estiras un poco, miras hacia el suelo y el pie está ahi.
coges el zapato, la sandalia o la zapatilla y cuando te dispones a ponértelo, el pie está ahi.
mientras estás sentado frente a la compu, tus manos en movimiento sobre el teclado y el pie está ahi.
de pronto cuando vas a subir una escalera, miras el paso y el pie está ahi.
la chica toma la pantie con sus dos manos, la abre, la estira y antes de ponérsela lo mira. el pie está ahi.
ahora sientes una comezón terrible sobre el empeine. no puedes rascarte porque todo ocurre dentro de tu zapato y el pie está ahi, así.
si no está pisando, está colgando, o quizás sacudiéndose. lo miras, el pie está ahi.
el bus se detiene y tú estas cerca de la puerta, la gente va a subir. notas que una señora en sandalias sube al bus, miras el estribo y el pie está ahi, así.
y te quedas mirando, ves los dedos, ves como se flexionan, se aprietan, se doblan. claro que hay dedos que no están ahi. podrían no estar. tendrían que no estar. o sí están y con las uñas pintadas de negro. así, ahi.
igual, en la playa, cuando ves a todas las chicas correteando, luego se echan, descansan. de pronto notan que se hunde. sí, miran la arena, pero no lo ven, el pie está ahi, así.
hay pies bonitos, algunos bien feos. pero claro, hay otros que están ahi.

1 comentario:

Miguel dijo...

Yo me dejo llevar por ellos.

Finalmente son míos.